viernes, 19 de abril de 2013

Iglesia de San Andrés - Frontada

Para llegar a Frontada, salir de Aguilar por la carretera que junto a la baranda del puente sobre el Pisuerga va (a la derecha) hacia la playa de Aguilar. Pasado el pueblo de Quintanilla de la Berzosa, hay un cruce a unos 200 metros. Tomar la carretera de la derecha y colocarse en lo alto de la cuesta. De aquí sale un carril, en bastante malas condiciones que, bordeando desde arriba el pantano acaba en la misma iglesia.

El pueblo de Frontada, a unos cinco kilómetros al oeste de Aguilar desapareció con la construcción del pantano de este nombre. Sin embargo se mantiene la iglesia , por estar situada en las faldas de un cerro, y más alta que el viejo y sepultado caserío.

En la donación de 1039 de la condesa doña Ofresa al monasterio de Aguilar se hace mención de Frontada. Y en 1103 también sabemos que Munia Fortúnez cede al citado monasterio propiedades y terrenos que tenía en Frontada: "et in Frontata la mea divisa et uno solare cum suo préstamo", por lo que hay que suponer que los labradores de Frontada giraron siempre alrededor del señorío de los premonstratenses aquilarinos, aunque por constancias del siglo XVIII sabemos que en Frontada poseían heredades, a más de Santa María de Aguilar, los monasterios de Santa Fe de Toledo, Montesclaros, San Andrés de Arroyo, el Cabildo de Aguilar y varios hospitales y cofradías.
La iglesia de San Andrés es de una sola nave con ábside cuadrangular con contrafuertes prismáticos en las esquinas. Lleva una ventana en arco de medio punto, y guardapolvos sencillo, que apoya sobre columnas monolíticas de fuste hexagonal con capiteles de entrelazos muy primitivos y toscos.

La puerta, e n el muro sur, es muy sencilla, de medio punto con arquivoltas de bocel y medias cañas, éstas con bolas, y guardapolvos de billetes. Apoya todo sobre cimacio seguido, ancho, sin capiteles, decorado con cuadrados resaltados y seguidos a tres filas.

Los canecillos se conservan e n el muro sur hasta los contrafuertes angulares. Están muy deteriorados y se aperciben bultos de animales: osos, águilas, felino, de tipo fálico, geométrico, etc. El interior es pobre. La nave lleva cubierta de madera. El arco triunfal es de medio punto, doblado y apoya sobre cimacios lisos y capiteles que llevan un gran rosetón e n el frente. E n el presbiterio, hay otro arco del que arrancan nervios hacia el muro de fondo, en sentido radial, formando cuatro plementos.

Románico en Palencia-Prof. García Guinea

2 comentarios: